Equipo

Carlos Sanz

Creador y pionero de este proyecto.

Responsable de organizar y garantizar que el viaje salga completamente al revés de lo planeado.

Tiene una gran capacidad para improvisar y llevar el peso del viaje sobre la espalda, más que nada por que si no estás se va sin ti.

Facilidad para dormir en cualquier situación, sobre todo en aviones, cualquier sitio es bueno para recuperar fuerzas.

Catador de cerveza y colaborador con empresas del sector, después de 30 años en la panadería no sabe hacer una barra pan, ahora dale una cerveza y solo con el olfato te distingue 30 tipos de maltas, lo que demuestra que si te esfuerzas en algo puedes no aprenderlo.

Su atributo más especial es que es segoviano, lo que le permite la supervivencia en distintos hábitats.

Mercedes Arranz

La matriarca del grupo, vamos la madre de Carlos, seguramente nunca descubra que está aquí, pero tenía que estar.

¿Es raro viajar con una madre? pues no lo se pero es de las pocas personas que puede seguir el ritmo de Carlos sin quejarse de nada, en ciudad, en montaña, conciertos, compras, gastronomía....

Bueno en todo en todo no, su criptonita es el alcohol, es tan alérgica, que puedes noquerarla con tan solo echarte un perfume fuerte.

Responsable de llevar todas esas cosas que no veías útiles al inicio del viaje y que terminas necesitando. 

No te lo va a decir nunca, pero es una de las mejores reposteras de España y la apasiona probar todas las gastromias.

Minerva Garijo

Riojana de aspecto delicado pero recia y resistente a distintos climas y hábitat

Es de ese tipo de personas que cuando le planteas una locura valora la diversión por delante del peligro, cosa que se agradece en nuestros viajes desorganizados.

Minerva es la pareja ideal en un restaurante, la que  cuando dudas en un plato u otro te lo soluciona pidiendo los dos, un recipiente pequeño con mucho fondo.

Además en los viajes se adapta a todo, con tal de que la lleves.

Pero aunque todo parece perfecto no lo es tanto, tiene el síndrome de la rémora, que en territorio nacional se suaviza pero en cuanto sales de España se te pega de tal forma que hasta para ir baño te cuesta escaparte.

Elena Paparajote

Murciana de humor ácido como el limón, que poco a poco a nuestro lado va perdiendo la inocencia y ya esta preparada para enseñar a los neófitos como se come un paparajote.

Abandono su verdadera pasión como sexadora de pollos para ganarse la vida como arquitecta técnica y emigro a la capital.

Su principal virtud es la pasión con la que hace todo y la capacidad para fascinarse con cualquier cosa, además de su gran apetito, nunca te dirá que no a una parada técnica para recuperar fuerzas.

Podría ser la compañera de viaje perfecta si no fuera por su preocupante fragilidad que hace que cualquier viaje se convierta en un viaje de riesgo y aventura, puede trepar el risco mas alto o descender por laderas casi verticales, pero cuidado cuando el terreno es llano y tranquilo que se puede descalabrar en cualquier momento

Diana Guerrero

Nuestro toque mas tropical, esta colombiana afincada en Madrid destaca en su habilidad con la cámara y la producción, sin duda una autentica profesional que contrarresta la torpeza del resto del grupo. Eso sí, si te pide una foto, prepárate para media hora sesión y reprimendas. En ruta es un todoterreno, aunque prefiere los lugares que le recuerdan a su tierra natal y los que permiten el postureo.

Desde que llego a España sufre un extraño jet lag que afecta a todos ámbitos de su vida, lo mismo te la encuentras trabajando con el ordenador a las 4 de la mañana que comiéndose unos callos con garbanzos a las seis de la tarde de un día de agosto a 40ºC.

Para un viaje perfecto con ella se recomienda llevarla siempre bien alimentada, sobre todo con platos de cuchara, si no puede transformarse y hacerte un viaje realmente pesado, personalmente siempre llevo una lata de fabada encima por lo que pueda pasar.

Patricia Jimenez

La gata del grupo, enamorada de Madrid, posiblemente sea la más urbanita del grupo. Especialista en pilates y actividad física y amante de la vida sana y el autocuidado. El chándal nunca falta en sus viajes, ni en su vida.

Come menos que un grillo a dieta y además vegetariana, su alimentación fuera de casa se sustenta en la patata y las mil formas de cocinarla, lo bueno no es de los vegetarianos que te obligan a serlo, si quieres comer un chuletón ella se lleva el pimiento y las patatas y tan amigos.

Sin duda la más sensata del grupo a la hora de afrontar el peligro, solo Dios sabe la de líos que nos ha ahorrado. El seguro de viajes más barato que puedes sacar.